Purificadores De'Longhi

Cómo mantener el aire limpio en tu hogar.

No se trata de que conviertas la limpieza en una obsesión, pero sí que prestes especial atención a aquellos lugares de tu vivienda que pueden llegar a acumular grandes cantidades de gérmenes y bacterias. El simple hecho de desinfectarte las manos asiduamente, puede llevarte a evitar multitud de infecciones.

Disfruta de aire limpio en tu vivienda

Abrir las ventanas puede ayudar a que los gérmenes salgan.

La importancia de una buena ventilación es indispensable. Un simple gesto como abrir las ventanas de tu casa, puede ayudarte a que los gérmenes salgan, y eso te proporcionará aire fresco.

Aunque dispongas de aparatos de aire acondicionado o calefacción en tu hogar, acostúmbrate a ventilar tu vivienda al menos tres horas por semana. Si instalas purificadores de aire, éstos te ayudarán a mantener el aire limpio y a eliminar gérmenes. Colocar alguna planta dentro de tu casa te ayudará a regular el oxígeno y la humedad del ambiente, ya que son un excelente filtro de aire natural.

Si algún miembro de tu familia es fumador, evita que fume dentro de casa, ya que el humo de cigarrillo es uno de los contaminantes del aire por excelencia.

El baño y la cocina límpialos a conciencia

Limpia baño y cocina a conciencia.

Uno de los mayores focos de gérmenes y bacterias son los lugares que acumulan humedad. Por eso debes dar prioridad a limpieza y desinfección en baños y cocina. Evita dejar los platos sucios en el fregadero durante mucho tiempo. Lava a menudo con agua caliente los estropajos, bayetas, esponjas, toallas, cortinas de baño, etcétera; con el tiempo pueden llegar a acumular un sin fin de bacterias.

Otros nidos de bacterias

Aspiradora, cortinas, sábanas, colchas, cojines, etc., suelen estar llenos de bacterias.

Son muchos los lugares donde puedes encontrar bacterias en la casa , pero a continuación detallamos algunos que con bastante frecuencia se te pasarán por alto y que conviene que desinfectes con regularidad.

Es evidente que, si aspiras en lugar de barrer, el polvo quedará concentrado en la bolsa del aspirador. Por lo tanto, ten en cuenta que deberás vaciarla por lo menos una vez a la semana. Cortinas, sábanas, colchas, cojines, etc., son otros de los lugares que suelen estar llenos de bacterias. Así que procura lavarlos habitualmente.

Hazte con toallitas desechables desinfectantes, que te vendrán muy bien a la hora de limpiar mandos de la televisión, interruptores de la luz y auriculares de los teléfonos. Presta especial atención a las pantallas de teléfonos y tablets, ya que pasan de unas manos a otras y pueden ser otra fuente de infecciones.

Fuente: Marta Gonzalves Afonso

Purificadores

Con un sistema de filtrado multifuncional, los purificadores garantizan una purificación ideal y el mejor confort para cada persona.

Encuentra estos productos en:

CONTACTO